top of page
  • Foto del escritorEdwin CQ

El cierre.

Mientras pulso las teclas, la noche me envuelve, con sonidos tecnológicos en un departamento que no es mío.


En una mesa que no es mía, pero que yo escogí.


Para él, para mi hermano.


Hoy tuve el cierre.


"Me abro al cierre" Diría JK. Rowling.


Muy acertado, el mundo se abre a los cierres y muchas veces los cierres son abrazos, la oportunidad de algo nuevo, el nuevo renacimiento, el despertar.


Hoy abracé a mi psicoanalista.


Quizás eso es poco para muchos pero para mi es todo.


Sobre todo lo abracé, sin sentir nada.


Nada en su aspecto sexual, erótico, erógeno, freudiano .


Pero todo al mismo tiempo.


Ese abrazo significó que yo estaba listo para recibirlo.


Y está bien.


26 meses tardó.


Veintiséis.


Me lo gané.


Hoy duermo pensando en el abrazo de mi psicoanalista.


Y al igual que hace 52 meses, duermo con las mismas notas del tequila que cerró el abrazo de una amistad, permanente, potente, total.


Hoy, solo agradezco estar vivo y haber abrazado a mi psicoanalista.


Fuerte, potente.


Ese abrazo que saca gruñidos.


Pero que significa un nuevo comienzo.


Hoy, en Querétaro, concluí, cerré, enterré.


Con un abrazo.


Abrazando los cojines que abracé con dolor.


Hoy, con nostalgia pero esperanza.


Hoy, abracé a mi madre, abrazando el cierre y abriendo el mundo.


Así como a mi análisis.


El cierre de mundo.


Hoy abracé a mi psicoanalista.




Querétaro, Qro. 14 de Mayo del 2024. Edwin CQ.

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page